sábado, 23 de enero de 2010

CÓMO ESTÁS?

-Cómo estás?
-Viva…
-Existiendo…
-Subsistiendo…
-Sobreviviendo…


Últimamente, me siento como “acaracolada”, me cuesta expresar sentimientos, me cuesta “expresar”… Todo me queda dentro, tengo hasta miedo de llenar mi mente de pensamientos que no puedan ver la luz y me enmohesca…
Hay algo, no sé, un algo que me impide volar con la mente. Me siento atada. Debe ser una de las peores sensaciones del ser humano, ser esclavo en sí mismo, por no poder darse la libertad de decir… Es como morirse vivo. Mentiras que existo. Mentiras que soy. Ni sobrevivo, ni subsisto. Quisiera. Quisiera poco, quisiera mínimo, quisiera apenas… Pero ni apenas…

Las palabras se trocan en lágrimas que se deslizan hacia adentro y que vuelven de cristal mis pupilas. Un cristal que apenas lo tocas, se quiebra. Y hay miedo. Miedo de desear, miedo de estar, porque no encuentro respuestas. La nada, el vacío. Un precipicio sin final a la vista, por el que caigo. Un túnel oscuro por el que camino sin ver nunca la luz del otro lado y lo peor es que sé cuál es la luz. Un signo de interrogación sin el punto que lo corone o lo culmine. Una pregunta intrínseca. Una ida sin regreso. Un punto final.

Viva? Existiendo? Subsistiendo? Sobreviviendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario